Modelos Espirituales

El Carisma Amigoniano es un don del Espíritu al servicio de la misión eclesial y lleva consigo una perspectiva o interpretación integral de la vida cristiana. El P. Luis Amigó lee la historia de la salvación con esta perspectiva carismática en los distintos acontecimientos de su vida y nos la ofrece en su actuación y en sus escritos.

La Espiritualidad Amigoniana es un camino peculiar para seguir a Cristo hoy. Tiene sus raíces en elEvangelio y en la Espiritualidad Franciscana. Emana de los siguientes modelos espirituales:

Buen Pastor

La Espiritualidad Amigoniana que fundamenta nuestra vida emana de estos modelos:

 

Cristo, Buen Pastor

Seguimos a Cristo Redentor y Buen Pastor que ha venido para buscar y salvar a los alejados expresándoles la misericordia del Padre. Nos sentimos “Zagales de su Rebaño”, es decir colaboradores en su obra redentora, llamados a ir en busca de las ovejas perdidas, los jóvenes con problemas, para devolverlos a su redil, a la amistad con Él.

 

Virgen de los Dolores

Nuestra Madre en su dolor y en la Sagrada Familia

En familia junto a  Jesús y su esposo José dando un signo del amor de Dios y haciendo posible sus designios de amor. María, al pie de la cruz, es la primera colaboradora en la Redención de Cristo porque compartió su amor y su dolor por todos nosotros. Nos inspira la generosidad y misericordia, la fortaleza y ternura que requiere la colaboración en la obra redentora, especialmente en nuestra misión.

 

Francisco y Luis Amigó

Son fuente de autenticidad evangélica, escuela de fraternidad, testigos de la misericordia del Padre con los alejados, dos vidas que desde la sencillez y la pobreza, la mansedumbre, el servicio y el sentido providencial nos hablan de la grandeza de Dios.

 

Quienes

Mártires Amigonianos

En la guerra civil española, años 1936-1939, 28 hermanos Amigonianos fueron asesinados por el único hecho de su condición religiosa. Se pidió a la Santa Sede su reconocimiento en la Iglesia como beatos, pero sólo de algunos se ha podido demostrar el martirio. La Santa Sede proclamó como beatos el 11 de marzo del año 2001 a 19 hermanos Terciarios Capuchinos, 3 hermanas Terciarias Capuchinas y una Laica Amigoniana al reconocerlos como mártires. Ellos son, para nosotros, testimonio de fidelidad inquebrantable al Señor, de entrega incondicional a los jóvenes extraviados y exponente de autenticidad del ideal amigoniano.

 

Ver más información en:

URL Documentos sobre el Buen Pastor

URL Documentos sobre nuestra Madre Dolorosa

URL Documentos sobre San Francisco